Sin categoría

¡SEÑOR@ SU HIJO otra vez se subió al techo!

TDAH, desempeño escolar en niños y lo que los padres deben saber

TDAH1Si eres padre, educador o una persona que tiene relación directa o indirecta con niños, este articulo te interesa, si es que también te interesa el bienestar de esos niños, en esta ocasión en nuestro articulo semanal de Focus traemos un tema muy interesante que será de ayuda para más de la mitad de la población ya que ellos son padres, hablaremos sobre el TDAH.

Lic. Andres Calle

Según la OMS. El 5% del mundo tiene TDAH, en Bolivia, aunque las cifras no son exactas se considera que es el mismo porcentaje, pero qué es el TDAH, TDAH son las siglas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. Se trata de un trastorno de carácter neurobiológico originado en la infancia que implica un patrón de déficit de atención, hiperactividad y/o impulsividad, y que en muchas ocasiones está asociado con otros trastornos comórbidos, es decir que es una alteración en el desarrollo normal, que se produce mayormente en la infancia, una alteración en su cerebro que ocasiona que el niño no pueda prestar atención con normalidad, se vuelva en extremo inquieto y que sus reacciones sean muy repentinas, sin previo aviso, esto se puede extender hasta su adolescencia.

también te puede interesar:

Es fundamental para el diagnóstico de TDAH evaluar que estos síntomas nucleares es decir centrales que hemos comentado (déficit de atención, hiperactividad e impulsividad) se presenten:

  1. Desde una edad temprana: antes de los 12 años.
  2. Con una intensidad y frecuencia superior a la normal para la edad y la etapa de desarrollo del niño.
  3. Que deterioran o interfieran de forma significativa en el rendimiento del niño en dos o más de los ámbitos de su vida: escolar o laboral, familiar y social.
  4. No ser causados por otro problema médico, un tóxico, una droga u otro problema psiquiátrico.

Pese a que pueda existir sospecha clínica en niños de menos de 6 años el diagnóstico de TDAH requiere haber superado esta edad. Además,

es frecuente que el TDAH se reconozca en los niños cuando comienza la educación primaria

coincidiendo con dificultades en el rendimiento escolar y la presentación de disfunciones sociales.

Origen

lecturatdah-p

Debido a la complejidad del TDAH, no puede identificarse una sola causa. Se considera que es un trastorno heterogéneo con diferentes subtipos, resultado de las distintas combinaciones de los diversos factores de riesgo que actúan conjuntamente.

Sin embargo, sí que se ha identificado que las causas del TDAH se deben a factores principalmente genéticos y ambientales (prenatales, perinatales, y posnatales).

Se consideran factores ambientales del TDAH (entre otros): los traumatismos craneoencefálicos en la infancia, las infecciones del sistema nervioso central, la prematuridad, la encefalopatía hipóxico-isquémica, el bajo peso al nacimiento o el consumo de tóxicos como el alcohol o el tabaco de la madre en el embarazo.

El TDAH tiene una heredabilidad del 76% (es decir, que, en una población media, el 76% de los factores vinculados con el TDAH están relacionados con los genes, y el resto a factores no genéticos).

Los estudios han demostrado que los familiares de personas con TDAH tienen un riesgo cinco veces mayor que las personas sin antecedentes familiares de TDAH.

No todo lo que parece TDAH lo es

23

Es frecuente encontrar estas características de falta de atención, hiperactividad o impulsividad en conductas propias de la infancia, puesto que es natural que los niños estén muy activos, presten poca atención, escuchen poco, pero es importante diferenciar entre un comportamiento “normal” y uno que no lo es.

Para que se pueda plantear un posible diagnóstico de TDAH, se deben cumplir los siguientes criterios marcados por el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales, quinta edición):

  • Manifiesta estas conductas o algunas de ellas de forma desproporcionada comparada con los otros niños de su edad y respecto a su grado de desarrollo.
  • Está presente desde una edad temprana (antes de los 12 años).
  • Afecta en al menos dos ambientes distintos de la vida del niño: escolar, social y/o familiar.
  • Deteriora significativamente su calidad de vida.
  • No es causado por un problema médico, tóxico u otro problema psiquiátrico.

Es importante acudir a un profesional de la salud especializado en TDAH para que pueda realizar un diagnóstico clínico apropiado y evitar así un diagnóstico erróneo.

Síntomas nucleares del TDAH

Hiperactividad

hiperactividad-2-c_0

Es probablemente uno de los síntomas más fáciles de reconocer, por su evidencia y por ser más conocido por el público en general.

La persona que padece hiperactividad se caracteriza porque:

  • Se mueve en momentos en los que no resulta adecuado
  • Le cuesta permanecer quieto cuando es necesario
  • Habla en exceso
  • Hace ruidos constantemente, incluso en actividades tranquilas
  • Tiene dificultad para relajarse
  • Cambia de actividad sin finalizar ninguna
  • Tiene falta de constancia

La hiperactividad puede manifestarse de forma distinta en las diferentes etapas de la vida, aunque la descripción de los síntomas sí que permanece igual para niños y adultos.

Déficit de atención

image_content_3259708_20180328164056.jpg

Los síntomas de falta de atención son probablemente los más difíciles de percibir en edades infantiles. Sin embargo, es posible que sea uno de los principales motivos de consulta entre los adultos con TDAH.

La persona que padece déficit de atención se caracteriza porque:

  • Tiene dificultad para mantener la atención durante un tiempo prolongado
  • No presta atención a los detalles
  • Presenta dificultades para finalizar tareas
  • Le cuesta escuchar, seguir órdenes e instrucciones
  • Es desorganizado en sus tareas y actividades
  • Suele perder u olvidar objetos
  • Se distrae con facilidad
  • No concluye lo que empieza
  • Evita las actividades que requieren un nivel de atención sostenido
  • Cambia frecuentemente de conversación
  • Presenta dificultades para seguir las normas o detalles de los juegos

El déficit de atención suele aparecer generalmente cuando se inicia la etapa escolar, debido a que se requiere una actividad cognitiva más compleja. Por lo general, persiste de forma significativa durante la adolescencia y la edad adulta.

Impulsividad

Es-culpa-de-los-padres-el-TDAH-de-su-hijo-e1431447853917-700x467

La impulsividad es probablemente el síntoma menos frecuente de los tres síntomas nucleares del TDAH.

La persona que padece impulsividad se caracteriza porque:

  • Es impaciente
  • Tiene problemas para esperar su turno
  • No piensa antes de actuar
  • Interrumpe constantemente a los demás
  • Tiene respuestas prepotentes: espontáneas y dominantes
  • Tiende a “toquetearlo” todo
  • Suele tener conflictos con los adultos

La impulsividad se refiere fundamentalmente a la dificultad para pensar las cosas antes de actuar. Esto supone un gran problema, ya que el paciente puede ponerse en peligro y vivir situaciones conflictivas principalmente en la edad adulta.

El TDAH “puro” es poco frecuente. Cuando hablamos de TDAH “puro” nos referimos a que el trastorno se presente sin ningún otro trastorno asociado (comorbilidad). De hecho, se estima que el 70% de los pacientes con TDAH presentan alguna comorbilidad o trastorno psiquiátrico asociado.

Es importante tener esto en cuenta, ya que cuando el TDAH está asociado a otros trastornos comórbidos, el diagnóstico es más complicado, la evolución de los síntomas empeora y la respuesta al tratamiento puede ser menor.

Técnicas de ayuda

a_aaa4

  • Modificación de conducta: reforzamiento positivo, sistemas de economía de fichas, modelado y otras.
  • Entrenar al estudiante en autocontrol, resolución de problemas, habilidades sociales y técnicas de relajación.
  • Definir entre alumno y profesor, los objetivos a corto y largo plazo, tanto a contenidos curriculares como a su conducta en clase.
  • Adecuar el entorno y controlar el nivel de distractores en el aula, situando al estudiante en un lugar donde pueda ser supervisado y alejado de estímulos que lo distraigan.
  • Reducir o simplificar las instrucciones; éstas deben ser breves y claras.
  • Complementar las instrucciones orales con instrucciones y recordatorios visuales.
  • Motivar al alumno, ofreciendo retroalimentación frecuente sobre sus mejoras y esfuerzo.

Fuente: Guía de Práctica Clínica sobre el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en Niños y Adolescentes. Información para pacientes, familiares y educadores.

Muchas veces se tiende a asociar el déficit atencional con hiperactividad, estos no son lo mismo y deben ser separados. Pueden estar en conjunto, pero son dos conceptos distintos.

Hoy en día todos somos hiperactivos. La sociedad es hiperactiva, por lo tanto, considerar que la hiperactividad es un sello específico de la niña o niño con déficit atencional es un enorme error. Los estudios dicen que la hiperactividad está presente en una minoría de niños con déficit atencional.

La gran mayoría de los estudiantes no son hiperactivos, pueden ser inquietos, sobre todo cuando están bajo efectos de ansiedad. Se calcula que la prevalencia global del TDAH es de 5,29%.5 en niños en edad escolar. Los expertos indican que en el fondo los niños que supuestamente son hiperactivos, como tal son más niños impulsivos que hiperactivos.

La presidenta de la fundación Proyecto DAH, María Elena Frade, -cuya familia padece el síndrome- explica que aún hoy día es incomprendido y que “si bien los psiquiatras entienden que requiere atención, la sociedad no lo hace”.

Los niños son etiquetados como problemáticos y los padres señalados como culpables “porque no les ponen límites”, algo equivocado porque el trastorno y su desarrollo no tienen relación con la crianza.

“La presión social es muy fuerte. Te ven diferente, eres diferente, pero esta diferencia no se acepta como la de un paralítico o un ciego”, asegura la especialista en TDAH por la Universidad de Alcalá de Henares.

Señala que el enfoque academicista del síndrome también resulta erróneo, ya que “busca la causa y la culpa”, pero en el caso del TDAH “no es ni causa ni culpa de nadie”.

Fuentes

6 comentarios en “¡SEÑOR@ SU HIJO otra vez se subió al techo!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s