Orientación y Desarrollo

Bullying ¿dónde comienza?

El Bullying hoy es uno de los problemas con mayor frecuencia en nuestra ciudad siendo ya varios los casos que salen a la luz por el uso de grabaciones en los colegios.  Las

DSCF2103_resized_20190201_030606171
Psi. Fernando Zegarra

secuelas  que deja en los participes de estos hechos son muy profundos y generalmente  de por vida  ya que ponen el riesgo tanto la estabilidad emocional, el éxito laboral, familiar y personal. Pero donde comienza hoy te contamos sobre sus orígenes.

También te puede interesar:

Características Agresor y Victima

305b743ab3e5fca8aff919471659c33d_M

El niño agresor o acosador, tiene múltiples características, pero resaltan su agresividad e impulsividad. En el fondo, son personas que buscan atención y amor, carencias que vienen desde casa, donde tienen como ejemplo a una madre o padre violentos, y esa es la razón que los orilla a ser agresivos con sus compañeros. Además, en muchos casos tienen una idea distorsionada de liderazgo, que los hace ganar un falso respeto de su entorno mediante el miedo.

Quieres conocer mas te invitamos a nuestro evento:

b1Mesa de trabajo 1-100

Mientras que el niño abusado, son personas que carecen de habilidades socioemocionales. “No defienden sus opiniones, no tienen capacidad de decir lo que piensan y dejan que decidan por él; de autoestima baja y posiblemente inmersos en una familia autoritaria…”, sostiene Natalia Borda. En ocasiones, también los padres sobre protectores contribuyen a formar una víctima de “bullying”, ya que estos menores no saben cómo desenvolverse en situaciones de riesgo sin la presencia de sus progenitores.

El origen en casa

Malos-hábitos-que-todo-padre-debe-eliminar

La ausencia de uno de los padres, la agresividad que ejerza cualquier miembro de la familia sobre los demás, las tensiones conyugales, los problemas económicos y otros factores del entorno familiar pueden propiciar conductas agresivas en los niños. Si además se le resta importancia a la tarea de inculcar valores morales en el hogar como el respeto y la obediencia, el establecimiento de límites y reglas de convivencia y autocontrol y, por el contrario, se propicia un ambiente de castigo físico y sicológico frecuente, el individuo desarrollará mecanismos de supervivencia en este ambiente hostil, por ejemplo, siendo acosador en la escuela. También es frecuente que quien soporta el maltrato en el hogar genere un sentimiento de incapacidad que le impida defenderse por sí mismo fuera del hogar.

No educamos a nuestros niños y niñas en la responsabilidad de sus actos. A menudo les defendemos y les protegemos, podemos decir “no lo habrá hecho aposta”, “seguro que no se ha dado cuenta”, “la culpa es de….. que le ha incitado”, con estos mensajes el niño o niña apenas desarrolla la responsabilidad.

El entorno social

fotonoticia_20160912070332_640

Otro factor muy importante es el ambiente en que se desarrolla la agresión. En un colegio, son los compañeros quienes componen el entorno del agredido y agresor, ellos pueden denunciar o hasta festejar este tipo de violencia. Muchas veces el silencio de los espectadores ante el “bullying”, fomenta generar más violencia.

Con todo este panorama social y educativo es lógico que la violencia se extienda en las aulas. Los menores son especialmente vulnerables a la oleada de violencia, tenderán a reproducir estereotipos tratando de imponer su dominio y de este modo marcar su poder.

Concretamente como comienza un caso de bullying en el colegio

5a86b9f7388cd_1420_!

El bullying no comienza como un acto de violencia importante, el acoso más bien comienza poco a poco, con pequeños actos, con pequeños gestos. Una broma un poco más pesada un día, un insulto otro día, algún empujón y poco a poco la violencia se hace más frecuente e intensa. A medida que el matón molesto al otro, comprueba su poder y disfruta del poder ya que alimenta su autoestima, tiene que seguir ejerciendo su dominio y llega a convertirse en una necesidad que alimenta su ego, su poder y su autoestima. Finalmente, el acosador acaba convirtiéndose en la pesadilla de otro menor inocente.

El bullying o acoso escolar empieza cada vez a edades más tempranas y es más frecuente, una realidad preocupante que necesita muchas más medidas y acciones por parte de gobiernos, profesores y padres. Y es que el bullying deja secuelas de por vida a los chicos que la sufren, lo que hará que dentro de unos años sean muchos los adultos que, en su momento, sufrieron el acoso escolar.

El bullying es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los centros escolares hoy en día. Cada año son más los casos de chicos y chicas que son acosados en el colegio y los institutos por otros chicos que se creen superiores y con derecho a destrozar la vida de otra persona.

No obstante, es preciso estar pendientes desde pequeños a posibles casos de acoso incipiente y, por supuesto, empezar en estos años la tarea de prevención ya que cuanto antes se eduque a los niños para no acosar a ningún compañero, más posibilidades de evitarlo.

Referencias:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s