Por: Psi. C. Fernando Zegarra R.

¡Papás milennias! 5 características del nuevo modelo de papá

La generación milennias  la estigmatizada como eternamente joven han empezado a llegar  a los 30 y a convertirse en papás es muy interesante que  esta nueva generación de padres tiende a romper con varios estereotipos  de paternidad de generaciones anteriores llegando a valorar aspectos más emocionales y psicológicos.

si bien sus ideales de libertad e independencia no han cambiado, sí lo han hecho sus hábitos. A diferencia de sus padres, que tuvieron su primer hijo entre los 20 y 25 años, los Millennials suelen postergar la paternidad. Es decir, los jóvenes se convierten en papás en una etapa tardía tras haber estudiado, viajado y tenido su primera experiencia de empleo, lo que tiene un impacto en cómo son y se ven a sí mismos en ese rol.

Cambio En El Modelo De Papá

Las nuevas generaciones de hombres participan activamente en la paternidad. Se vive una transición del padre tradicional, autoritario y satelital (lejano), a uno que participa en el cuidado y bienestar de su familia, en la provisión económica, y que genera vínculos afectivos profundos con los hijos, afirmó Ena Eréndira Niño Calixto, de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Estos cambios sociales y culturales en el ejercicio de la paternidad se originaron, en parte, por la incorporación de las mujeres (sobre todo las que son madres) al ámbito laboral, pues ya no están dedicadas de tiempo completo a los que haceres de la casa, cubriendo las necesidades de los miembros de la familia.

Ahora la atención, cuidado, protección y afectividad hacia los hijos no sólo los ejercen las madres, sino también los padres, que incluso ven en esta situación la oportunidad de plenitud y realización personal

Redes sociales en la paternidad

Casi el 90% de los millennials son usuarios de redes sociales en comparación con el 76% de la Generación X y el 59% de los Baby Boomers, según la empresa de investigación de mercado eMarketer. El resultado es que muchos de ellos están publicando una versión impecable de su vida familiar en la web.

La presión entre los millennials de ser buenos padres es feroz. En febrero, el sitio sobre paternidad Baby-Center publicó su informe anual sobre las mamás modernas. Se encuestó a 2700 madres estadounidenses de entre 18 y 44 años y se encontró que casi el 80% dijo que es importante ser “la madre perfecta”, en comparación con alrededor del 70% de las madres de la Generación X. Además, el 64% de ellas consideró que la paternidad es hoy más competitiva de lo que solía ser.

También te puede interesar:

Y para la generación del milenio la competencia está empezando cada vez más temprano. En una encuesta realizada por la revista Time en colaboración con SurveyMonkey, el 46% de los padres millennials dijo haber publicado una foto de su hijo menor, ya sea en el útero o antes de que el bebé tuviera un día de edad, en comparación con el escaso 10% de la Generación X.

Pero hay un precio por publicar cada vivencia parental en las redes ante los ojos de todo el mundo. Cada post o tuit invita al promedio de 500 amigos de Facebook de cada millennial (de los cuales la mitad sean probablemente apenas conocidos) a exponer opiniones sobre las decisiones de cada uno. Y el pseudo-anonimato que la gente cree tener detrás de un teclado puede llevarlos a hacer comentarios online que nunca harían frente a frente a un padre. Muchos millennials dicen haber tenido fuertes discusiones sobre temas como la lactancia materna y las vacunas que los han obligado a abandonar grupos en redes sociales.

Quiero Saberlo Todo

Los nuevos padres de la Generación millennials quieren participar en la crianza de sus hijos como nunca antes. Y, para eso, deben informarse. Los ‘consejos de mamá’ son reemplazados por videos de YouTube, blogs y, en especial, sitios de las mismas marcas que ofrecen productos para el segmento.

Buscan información online para ser los ‘padres perfectos’, prefieren tiendas cercanas para pasar más tiempo con sus hijos e incorporan los dispositivos móviles como sus aliados a la hora de quedarse en casa. En este artículo podrán descubrir cómo las marcas están innovando en contenidos relevantes para captar esos micro-momentos y logran sellar así una relación de largo plazo con sus clientes

Los libros electrónicos y videos ‘how to’ en YouTube son claves en los momentos quiero-saber y los teléfonos móviles resultan ser los aliados perfectos. Marcas como Fisher-Price, P&G y Kimberly Clark ya buscan estar presentes en estos momentos en América Latina. La primera, por ejemplo, lanzó una aplicación patrocinada por la cantante Shakira, con más de 2.000 consejos para padres.

Pampers, una marca de P&G, por su parte, transformó su web oficial en un sitio de contenidos en línea con su estrategia de redes sociales donde mantiene Comunidad Pampers, con 16 millones de seguidores. La firma Huggies también apuesta a los contenidos desde su web, en donde desde la página de inicio invita a los padres a indagar en la opción “Quiero buscar o preguntar”.

Quiero Comprar Mejor, Mas Rápido Y Mas Barato.

Más influyentes en las decisiones de compra para sus hijos, los nuevos padres buscan información online acerca de productos y servicios. Su meta es lograr un consumo inteligente, no sólo pagando menos, sino garantizando la utilidad, practicidad y seguridad para todo lo relacionado con sus pequeños. Por eso, buscan y comparan, leen y se informan en blogs, videos y sitios especializados. Las listas de compras y reseñas de productos son formatos muy buscados.

Algunas compras imprescindibles: el espacio especial que tendrá el bebé en el hogar. Artículos como la cuna, los juegos de sábanas, mantas y protectores; su cambiador, bañera y armario adquieren un valor simbólico. El carro de paseo y la silla del coche son otros dos accesorios considerados indispensables para el nuevo integrante de la familia y muy relevantes en el momento quiero-comprar.

Equilibrio Trabajo Hogar

la generación catalogada de egoísta e inconformista apuesta a romper con viejos paradigmas. En el caso de ellos, la diferencia con sus antecesores se hace más que clara en la concepción del rol paterno. Privilegian el equilibrio entre la vida personal y profesional y apuestan a estar presentes en el proceso de crianza, con responsabilidades cotidianas concretas y una distribución de roles más equitativa.

Los padres de la Generación Y buscan maximizar su tiempo para trabajar, ser padres y a la vez mantener sus viejos hábitos activos, ya sean deportes, salidas con amigos o reuniones familiares.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *