Disciplina Positiva y TDAH 5 Tips Para su Aplicación

Por: Psi. Mioleth Salazar S.

Por disciplina positiva se entiende la enseñanza que ayuda a entender la conducta inadecuada de los niños, promueve actitudes positivas hacia los niños y les enseña a tener buena conducta, responsabilidad y destrezas interpersonales por medio del uso de los principios de generosidad, estímulo y respeto mutuo. Reforzar las conductas positivas de los niños con TDAH puede ser muy eficaz para la mejora de la conducta.

 El uso de la Inteligencia Emocional vuelve a ser una herramienta fundamental en situaciones de comportamientos desafiantes de los afectados de TDAH. La disciplina positiva brinda a los padres las herramientas para guiar a sus niños en forma positiva y efectiva.

A continuación te damos  pequeñas pautas para aplicar disciplina positiva en niños con TDAH.

1.-Utilizar Menos Palabras (O Ninguna)

En estos momentos, los niños/as no reaccionan a lo que decimos, sino más bien a cómo lo decimos. Por eso es mejor permanecer en silencio. Cuando se haya tranquilizado se le puede repetir de manera calmada y en voz baja las órdenes o la petición.

2.-Darle Como Máximo Dos O Tres Alternativas

Está bien ofrecer alternativas, pero si son demasiadas se pueden sentir abrumados para elegir. Si no hay alternativa, se rebelará. Las alternativas a ofrecer deben mantener una equidad en cuanto a su conveniencia, para que sea cual sea la elección, resulte beneficiosa.

3.-Avisar Con Antelación Cuando Debe Hacer Su Tarea

En los niños con TDAH es necesario adelantarles que deben hacer, ya que no podemos esperar a que actúen de manera autónoma. Es recomendable realizar pre-avisos para que se vayan mentalizando que deberán iniciar una nueva actividad.

No dar órdenes preguntado: esto provoca en el niño la sensación de tener elección a la hora de cumplir el mandato. Se deben dar las órdenes con tono de voz neutral dirigiendo lo que se debe hacer y cómo debe hacerse.

4.-Permitir Que Asuma Responsabilidades

No perder la oportunidad de darle responsabilidades al niño en tareas sencillas que después puedan además alabarse cuando las finalice satisfactoriamente. A medida que aumente la confianza del niño y se muestre satisfecho por el éxito se puede ir aumentando el grado de responsabilidad.

5.-Recompensar

Considerar ofrecerle recompensas sencillas que estén relacionadas con un buen comportamiento o una actividad que haya realizado con éxito, es una forma de reconocer y recompensar el esfuerzo que haya hecho.

Esto implica tomar cierta distancia respecto a lo que sucede en cada momento y centrarse en los avances generales que haga el niño. Darle más valor a las cosas positivas que a las negativas y compartirlas con la familia le hará sentirse valorado y apoyado por su entorno.

Todos estos consejos son algunos de las que te podrán ayudar a mejorar la conducta de los niños con TDAH, Además no olvidéis que la comunicación y un clima familiar cálido y afectivo  ayudaran a  la eficacia de la disciplina positiva.

Referencias

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *