¿Quieres saber mas?

Psi. Mioleth Salazar S.

Pon atención”, “deja de distraerte”, “¿por qué no respondes rápido?”, “¿por qué no revisas los materiales con tiempo?”, “¿Terminaste las actividades?”, estas son sólo un ejemplo de todas las frases que repito una y mil veces cada día de la semana.

Honestamente, jamás imaginé que la escuela en casa duraría un año, ni que me causaría un gran agotamiento emocional, ni que iba a deteriorar la relación con mi hijo, la cual consideraba muy fuerte y en la que existía una gran empatía por nuestras emociones y la resolución de conflictos.

Ahora, después de un año de que mi hijo ha estado frente a una pantalla cinco veces a la semana durante más de seis horas diarias, también lo veo cansado emocionalmente, porque a pesar de que comparte tiempo con sus compañeros y maestras en videoconferencias, no es la misma interacción que cuando van a la escuela…

Karen Zaltzman

Las clases en los colegios y escuelas  de Bolivia han comenzado de manera virtual, los padres de familia  se sienten agobiados especialmente cuando tienen niños pequeños, debido a que requieren mayor acompañamiento mientras pasan clases, además  que los padres deben lidiar  con las labores de oficina, las tareas escolares que les asignaron a los niños, los quehaceres domésticos, la alimentación de la familia y el entretenimiento de los hijos pequeños.

Es normal sentir emociones tanto positivas como negativas es algo normal. Pero tener que expresarse con palabras negativas, descalificando el desempeño escolar de los pequeños, pone en evidencia un exceso de emociones negativas; lo cual hace que la mamá o el papá se sienta abrumado, ansioso, extresado y descargue esto con los niños más pequeños. Cuando las emociones negativas se desequilibran, los problemas pueden parecer demasiado complejos como para manejarlos.

A continuación te damos algunos tips para evitar caer en la frustración  a la hora de dar apoyo escolar a tu niño

Nuestro programa de formación  gratuita para profes  y papás 

¿Quieres saber mas?

  1. Disminuye las distracciones 

Es inevitable que tu hijo se distraiga mientras está en casa. Lo que se puede hacer como padres es evitar las distracciones antes de que sucedan. Un ejemplo es que estudien en una zona especial sin juguetes, juegos  mientras es la hora escolar. Tener un espacio físico especial para estudiar, para eso no necesitas invertir mucho dinero. Seguramente con cosas que tienes en casa lo puedes adaptar.

 

 Si tu hijo tiene problemas para concentrarse debido a otras distracciones en la casa, prueba con audífonos y al momento de hacer tarea música clásica a volumen muy bajo.

  1. Establece un horario 

Los chicos están acostumbrados al horario escolar, así que es importante generar un horario al estilo escolar en casa. Cosas como la hora de inicio, el almuerzo, el recreo y la hora de finalización del día escolar son buenos puntos de partida para establecer un horario.

  1. Comunicación 

La comunicación es clave cuando se trata de la educación a distancia. Asegúrate de mantener abiertas todas las líneas de comunicación tanto con tus hijos como con sus maestros o profesores.

Ayúdale a comprender lo que pueden mejorar para brindar la mejor experiencia educativa y diles cuando están haciendo un buen trabajo.

  1. Supervisión 

Supervisa constantemente, pero de forma positiva, el progreso tanto educativo como mental de tus hijos. Esta puede ser un  situación difícil para los estudiantes que están acostumbrados a estar en entornos sociales. 

 Si tu hijo se está quedando atrás o tiene dificultades, asegúrate de mantener líneas de comunicación abiertas con su maestro.

  1. Hábitos positivos

Se puede trabajar en hábitos positivos diarios. Las emociones positivas, ser consciente de lo que decimos, organizar nuestro tiempo, contar con la disposición de apoyar a  tu hijo hará un significativo cambio en este nuevo reto que nos enfrentan con el regreso a clases.

6.fomentar la independencia

Si es un niño pequeño, se debe dividir el tiempo en periodos cortos y no pretender que este pegado a la computadora durante cinco horas. Es seccionar tiempo con meriendas, descanso. Con los más grandes los periodos son más largos.  Lo que es vital es que se supervise, pero también se deje que el niño trabaje y se equivoque. La idea es que el niño aprenda a trabajar solo.

 

Es importante recordar  a los padres que los niños aprenden jugando que hay muchas formas en que sus hijos aprenden. Los niños pueden aprender mediante juegos, jugando libremente en el patio trasero, jugar con agua o garabatear y dibujar. Juega un papel muy importante usar la imaginación.

Cuáles son los principales retos a los que te has enfrentado como mamá, papá, docente o estudiante?

Abrir chat