Casos, Orientación y Desarrollo

Caso: Profe Lily

Quiero comentar primero que soy maestra de primaria de la ciudad de Oruro, mi escuela está en una zona periurbana, la gestión pasada me hice cargo del primer año, donde

Dliz finish1_030129701
 Psi. Lizeth Q. Bazoalto

pude apreciar en especial está niña que no podía realizar ni un punto, eso me extraña y pedí un informe a la maestra de inicial qué sucede con la niña, donde me explica que siempre era así y que la madre de la niña no permitía que se la obligue a realizar tareas.

En primer año esto era muy alarmante para mi dé inicio, que poco a poco pude ver que no era sola la niña eran 5 estudiantes que no podían hacer nada. Frustrada decidí en no poder ayudar a estos niños converse con un psicopedago le lleve a mi curso, porque algo sucedía qué no podía resolver yo. Ante la presencia del psicopedago se anticiparon otros padres de familia de otros cursos que también sus hijos estaban en la misma situación que habían llegado hasta 6 año.

Ven y Compartir con nosotros una jornada llena de aprendizaje y experiencias nuevas, se parte de nuestra comunidad de profesionales apasionados y con muchos  de consejos que te ayudaran.

f1Mesa de trabajo 1-100
☝Quieres saber mas hace clic aquí☝

Lamentablemente el psicopedago se fue a Cochabamba y se quedaron, así las cosas. Sigo con este pesar hasta el momento

Cómo maestra emplee otros métodos, llegue a usar el método Glenn doman, pero los dos niños no reaccionan nada

En el curso los niños tienen una mirada ausente, no les interesa aprender, pero juegan cómo cualquier niño normal.

Estos son uno de los exámenes de la niña qué conversamos la anterior semana.

WhatsApp Image 2019-10-04 at 17.19.12(1)

WhatsApp Image 2019-10-04 at 17.19.12(2)

WhatsApp Image 2019-10-04 at 17.19.12

Contamos contigo.

Ayúdanos a dar solución a este caso y  las mejores respuestas tendrán acceso  cortesía a nuestro evento.

pfw1Mesa de trabajo 1-100

Quieres saber mas detalles ingresa a:b1Mesa de trabajo 1-100

¿y tu te lo vas a perder?

Casos, TDAH en niños

Caso: Ariadna

Ariadna es una niña de 8 años escolarizada en 3º de Primaria e incluida en el aula ordinaria. Desde el Departamento de Orientación en la escuela se le ha detectado un

BeautyPlus_20190201145459764_save
Psi. Mioleth Salazar S.

Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad y, aunque los profesores tienen este problema en cuenta e intentan prestarle una mayor atención aún no se ha establecido un plan propio adaptado a su problemática.

 

La situación de Ariadna se ve agravada por su contexto familiar-personal; Actualmente se encuentra bajo medidas de protección judicial y reside en una Casa de Acogida, la cual es gestionada por 4 educadores, y cuyo total de residentes asciende a siete niños/as de edades similares. Sus padres perdieron la custodia de Ariadna al cumplir ésta 4 años debido a problemas socio-familiares; desde entonces, la pequeña ha pasado por numerosos hogares, centros, familias y casas de acogida. Sin embargo, ninguna de estas experiencias ha sido fructífera, y Ariadna no ha logrado establecer un verdadero hogar.

 

Ariadna lleva escolarizada dos años en el Colegio B. C, en el que hace un año detectaron su Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad debido a las continuas quejas que llegaban diariamente sobre su comportamiento al Departamento de Orientación por su incapacidad para permanecer sentada durante las clases, contestar precipitadamente sin respetar los turnos de palabra, no traer nunca los deberes hechos u olvidar el material necesario para las clases, dificultades para trabajar en equipo con los correspondientes malentendidos que esto genera en la clase…

¿Qué arias tú?

Llena el siguiente formulario y las mejores respuestas tendrán un ticket de Cortesía total mente Gratuito a nuestro taller  TDAH en NIÑOS  Estudio de casos  a llevarse a cabo este día Viernes 11  de octubre.

 

 

 

Semana de la Mujer Boliviana

‼ ¡Regístrate YA‼📢🎯

Compartí con nosotros una jornada de nuevos aprendizajes mediante el análisis y resolución de casos reales en TDAH.

✅Si te registras a nuestro taller:

TDAH en NIÑOS ESTUDIO DE CASOS hasta el día jueves 10 de octubre

Serás participe de una jornada especial en homenaje al día de la Mujer Boliviana

Además de recibir como *regalo* un test para *evaluación en TEA.

Analizar el proceso de implementación a travez del estudio y análisis de casos.

‼‼*CUPOS LIMITADOS…*‼‼

También te puede interesar:

 

Referencias

casus.usal.es › files › 2012/09PDF

Casos, Orientación y Desarrollo, TEA en niños

Lucas, Una historia sobre TEA y la efectividad de la terapia

Lucas es apenas un nene de dos años cuando comienzo a darme cuenta de que es diferente. Es tan callado! Si quiere algo, me tira de la ropa y lo señala. Pero aparte de eso, rara vez usa gestos para comunicarse. Tampoco dice sí ni no con la cabeza. A menudo se

BeautyPlus_20190201145459764_save
Psi. Mioleth Salazar S.

frustra y se enoja porque no lo entiendo: grita, patalea y da manotazos. No reacciona cuando le hablo ni al llamarlo por su nombre. Mi esposo y yo, empezamos a preguntarnos si será un poco sordo. ¿O no? Cuando digo “dulce”, Lucas corre hacia mí de inmediato. No obstante, escapa del contacto físico. A veces acepta sentarse a upa, pero por lo general sólo cuando está muy cansado. Aprovecho cualquier oportunidad para abrazarlo, pero no son más que unos instantes, y demasiado infrecuentes.

El niño tiene problemas para concentrarse. Revolotea por todos lados como una mariposa, y apenas se detiene en algún lugar para reiniciar el vuelo en seguida. No le gustan los juguetes; le interesa más explorar. Le encanta hacer que las cosas giren: si tiene un cochecito, en vez de ponerlo a rodar en el suelo, lo da vueltas y hace girar las ruedas. Le fascina hacer esto con todo objeto redondo: anillos, monedas… También lo hace con su cuerpo. Tratamos de detenerlo, porque si no, continúa hasta que se marea y se cae. No le interesa jugar con otros chicos.

Quieres ser el mejor en evaluación e intervención en TEA  nosotros tenemos una solución para ti:

fprt1Mesa de trabajo 1-100

b1Mesa de trabajo 1-100

La palabra “autismo” me ronda la cabeza. Busco información en Internet. Mucho de lo que leo allí describe a Lucas, pero mi esposo y yo nos negamos a creer que sea tan grave.

Hacer algo pronto

depositphotos_114921912-stock-photo-friendly-child-therapist-trying-to.jpg

La visita a la terapeuta del lenguaje confirma nuestros temores y sospechas. Durante más de medio año nos limitamos a esperar que se produzca un cambio en Lucas.

Después de hablar con mi esposo, llamo al doctor Duvner. Su lista de espera es de tres meses, pero lo convenzo para que nos atienda antes. Le llevará tres meses realizar la evaluación, y la comenzará dentro de 30 días.

Me pongo a buscar un tratamiento que pueda ayudarlo. Una noche estoy sentada en el sillón con un libro en las manos. Apenas llevo leídas unas páginas cuando le digo a mi esposo – ¡Creo que encontré un método que podría servirle a Lucas! El método parte de que el niño padece un trastorno de aprendizaje, y que antes de empezar a aprender, debe “aprender a aprender”. Llamo a la autora, quien me dice que hay un psicólogo llamado Örjan Swahn que enseña esa pedagogía y da conferencias sobre el tema.

Me convenzo cada vez más de esta opción y entonces me comunico con el psicólogo. Swahn dice que debemos formar todo un equipo alrededor del niño, integrado por nosotros —los padres—, terapeutas y maestros de educación preescolar. Sus ejercicios están diseñados y desarrollados paso a paso. Pienso que su estrategia de enseñanza suena bien, así que nos inscribimos en uno de sus cursos. En diciembre y enero, Lucas es evaluado.

Un paso adelante

El día de la cita viajamos para asistir al curso de Swahn sobre terapia conductual. Lo primero que Lucas aprenderá es a escuchar y entender la palabra “ven”. Me siento a un metro de él. Swahn se para detrás del niño y lo sostiene. Entonces yo lo llamo: — ¡Lucas, ven! Para ayudarlo a entender, Swahn lo empuja suavemente hacia mí. Cuando el niño se acerca, lo abrazo y todos en el cuarto aplauden y exclaman: — ¡Bien hecho, Lucas! Al principio el niño se cohíbe, pero luego empieza a apreciar los aplausos y las felicitaciones. Lo hacemos una y otra vez. Si Lucas no se mueve, Swahn dice “incorrecto”; lo llamo de nuevo, y si no camina, el psicólogo lo empuja con suavidad hacia mí.

1460364703_749118_1460616063_noticia_normal

Después aprende a imitarnos. Hay dos cubos de plástico en la mesa. Le digo—Haz esto —, y tiro uno de los cubos en una caja que hay en el piso. Lucas aprende muy pronto a hacer lo mismo. Luego Swahn se sienta frente a él, dice “haz esto” y entrechoca las palmas una vez. Lucas se retuerce en la silla, pero no aplaude. Cuando aplaudimos en los primeros ejercicios, lo hizo bien y aplaudió espontáneamente, pero ahora que queremos que nos imite, no funciona. La siguiente vez un asistente se coloca detrás de él, y al ver que no aplaude, toma sus manos y lo ayuda a hacerlo, pero él grita, protesta y trata de escapar.

Todos comenzamos a sentirnos un poco incómodos. Swahn dice que es mejor que Lucas reaccione así ahora y no cuando nos hayamos ido. Él señala que quiere hacerlo bien, pero teme que sea demasiado difícil y prefiere no intentarlo.

Un día después de haber concluido el curso nos reunimos con el doctor Duvner. Por fin nos dará el diagnóstico. Estamos tranquilos y preparados para lo peor. El médico dice que Lucas presenta los síntomas del trastorno de espectro autista, cree que Lucas tiene una inteligencia normal y un evidente trastorno del lenguaje, pero como muestra mucho interés en hacer contacto y se adapta rápidamente a la comunicación por imágenes, hay esperanzas de que sus síntomas de autismo sean consecuencia de su trastorno del lenguaje.

Dudas y miedos

Terapia-de-intercambio-y-desarrollo1-300x212

El adiestramiento de Lucas continúa. Los ejercicios funcionan y está progresando. Habla poco, pero su vocabulario pasivo aumenta con rapidez. Pronto aprende nuevas palabras y las señala en las imágenes. Usamos su golosina preferida como premio cuando hace bien un ejercicio, y luego empezamos a usarla en el propio ejercicio. Ponemos caramelos rojos y verdes en la mesa y decimos “Señala el rojo”. Si el niño lo hace bien, se lo queda; si no, debe intentarlo de nuevo.

A pesar de la intensa práctica, le cuesta aprender los colores. En un ejercicio ponemos en la mesa un cubo rojo y una vaca de juguete. Luego decimos “Dame el rojo”, y se supone que debe darnos el cubo. Lo ayudamos a elegir el color correcto una y otra vez, pero cuando tiene que hacerlo solo, elige la vaca tantas veces como el cubo. Está claro que no entiende. ¿O lo habremos confundido? Tras aprender que un cubo se llama cubo, ahora de repente lo llamamos rojo.

Empieza a preocuparme haber elegido el método incorrecto. Los ejercicios han funcionado bien y Lucas no ha protestado mucho, pero me parece que comienza a mostrar síntomas de estrés. Aunque hace mucho tiempo que no usa pañales, otra vez está mojando su ropa interior. Tal vez sea su manera de decirnos cómo se siente.

Luz de esperanza

tipos-de-autismo-leve

En noviembre veo por televisión un programa sobre niños autistas de Noruega que reciben adiestramiento intensivo y tuvieron progresos excelentes. Algunos de ellos llevan una vida completamente normal y asisten a la escuela común sin ningún apoyo extra. Se trata del método de terapia conductual que empezamos, y que decidí abandonar por temor a manipular la mente de Lucas.

Hace año y medio que dejamos esa terapia. Desde entonces, casi no ha avanzado en destrezas de comunicación. Pronto cumplirá cinco años, y en todas partes encontré que si un niño no habla al llegar a esa edad, es muy poco probable que adquiera un lenguaje funcional.

En enero comenzamos nuevamente la terapia conductual. Estamos preparados para el método y conocemos los ejercicios, porque ya pasamos por esto antes. A Lucas se le dificulta formar sonidos, así que dedicamos un 90 por ciento del tiempo a esa tarea. Una hora antes de que lleguen a la escuela los otros niños, Tova, su maestra trabaja con Lucas y progresan mucho. Pronto ya puede articular todos los sonidos, y entonces continuamos con palabras y comprensión del lenguaje. También practican el contacto visual y a decir “hola” mirando a los ojos. Mi hijo aprende a saludar con un gesto, y a estrechar la mano.

Tres palabras

5995f2aba571b

En la primavera compro un teléfono al que se le pueden pegar fotos y números telefónicos en los botones. Será útil cuando mis hijos sean mayores y quieran hacer llamados. Lo programo y pego el número y la foto de Calle, los míos y los de otros familiares. Luego les enseño a Lucas y a Sara a usarlo. Apretan el botón con mi foto, escuchan sonar mi celular y entonces contesto y hablo con ellos. Se ríen y piensan que es muy divertido.

Poco antes del verano, mi esposo y yo asistimos a una fiesta de mi empresa, y una buena amiga de la familia de mi esposo cuida a los chicos. Mientras converso con algunos colegas, mi celular suena. Lo saco rápidamente de mi bolso. No escucho nada, así que me tapo la otra oreja con los dedos.

– ¿Hola -repito. – ¡Mami, ya regresa! —dice una voz aguda al otro lado de la línea.
– Lucas, ¿sos vos? – pregunto, pero la llamada se corta

Era mi hijo. Nunca me había llamado por teléfono, y dijo tres palabras: “Mami, ya regresa”. Nunca había dicho tantas de corrido. Esas tres palabras significan que desea verme. De inmediato llamo a casa, y la niñera contesta.

  • Acabo de hablar con Lucas. ¿Lo ayudaste a llamarme? —pregunto.
  •  No, no sabía que había llamado. ¿Quiere hablar con él?
  •  Sí… ¡Hola, Lucas! ¿Me llamaste?
  • ¡Hola, mami! —dice, y en seguida vuelvo a oír la voz de la niñera.
  • No quiere hablar más. Todo está bien aquí. Ya los voy a acostar.

Después de colgar, todas mis emociones afloran y me pongo a llorar. Me disculpo, y digo que tengo que irme a casa con mis hijos. Anhelo verlos, pero también quiero demostrarle a Lucas que sus palabras son útiles, que la comunicación es importante.

Una noche, después de leerle antes de dormir, le doy un beso de buenas noches y me levanto para irme. Entonces me dice:

-Mami, acostaste acá. – ¿Querés que me quede un rato más? – ¡Sí! – exclama con alegría.

Se me derrite el corazón y me acuesto a su lado. Cuando era más chico no le gustaba el contacto físico, pero ahora le parece agradable. Afuera está oscuro. Desde la tarde había señales de tormenta, y ahora los rayos entran en la habitación. De pronto oímos un trueno.

– Mami, hay monstruos afuera. ¡Escóndete! – dice Lucas, y se mete bajo las sábanas—. ¡Vení, mami!

Le sigo el juego y nos abrazamos bajo las tibias mantas. La lluvia golpea la ventana y el viento silba entre los árboles. Luego de un rato nos destapamos y lo abrazo. Poco después advierto, por el ritmo de su respiración, que ya se durmió. Yo lo hago también, pero a medianoche Lucas me despierta.

-¿Mami? – dice, con un tono de inquietud en la voz.
– Acá estoy, cariño. Volvé a dormirte – contesto sin abrir los ojos.

Se acerca más a mí y se mueve unos minutos hasta que se relaja. Se queda en silencio un largo rato, y entonces dice con voz muy clara:

  • Mami, ya dejó de llover.

Sí, mi amor, digo para mis adentros. Tenés razón. Ya dejó de llover…

Referencias

Casos

Caso Mateo

Mateo tiene 10 años actualmente participa de cursos de defensa personal y esta actividad

DSCF2103_resized_20190201_030606171
Psi. Fernando Zegarra

le fascina no se pierde ni una sola clase y esta muy motivado con la idea de un día llegar a ser profesional en la disciplina.

Un día en la escuela Rodrigo alumno de un grado más que Mateo, entro al aula aprovechando que los docentes estaban en receso.

-¡Tú eres un enano y no das el quite!

Eso fue lo que argumento Mateo al momento de explicar por qué había goleado a Rodrigo mientras era interrogado en dirección.

Sus compañeros que presenciaron el hecho mencionan que Mateo siguió golpeando a Rodrigo a un cuando este estaba en el piso.

La profesora argumenta que desde los últimos meses Mateo sea vuelto mas agresivo y poco tolerante con sus compañeros.

A sume el rol que mas te guste y comenta:

  • ¿Tú como padre de Mateo que harías?
  • ¿Tú como educador que harías?
  • ¿Tú como Psicólogo del colegio que harías?

comenta en nuestra pagina que es lo que tu harías.